María.

AtiMaría apareció en mi vida un septiembre, en el salón de mi amiga Rosa, para ser mi primera alumna. Yo  todavía estaba en la facultad y ella entraba en  su último año de instituto.

María no aprendió matemáticas conmigo, mi amiga Rosa ya se lo había enseñado todo. Lo único que traté de enseñarle fue a creerse que era capaz de hacerlo.Que era inteligente también para las mates, que los números podían ser divertidos si perdía el miedo.En todos estos años a la que más le ha enseñado, es ella a mí.

María me engañaba con los deberes sin mirarme a los ojos y yo siempre la pillaba.No le hizo falta hacerlo muchas veces. Cuando las dos supimos quién era la otra, ni yo me enfadaba,ni ella se cortaba un milímetro en decirme la verdad.

María es una sonrisa perenne, es mi “María (la niña)” despierta.Cuando se pone seria, junta los labios fuerte, muy consciente del gesto.María ya no es la niña tímida que conocí aquel septiembre, pero sigue siendo reservada hasta que decide dejar de serlo.María se marca metas, trabaja y va tachando para dejar un ítem vacío al siguiente obejtivo. María es una libretita en el bolso, el kohl en los ojos y un paquete de tabaco rubio en la mano.

María es luchadora y muy valiente.María es fuerte, hasta en su lado más vulnerable.Es inquieta, tranquilamente nerviosa.María es disfrutona.

María me llena de vida.Me hago pequeñita a su lado y María nunca me juzga.

María no sabe de posturas, le interesa el mundo que la rodea y sabe cuándo reirse de él. No te engaña, ni te cuenta una milonga para enseñarte lo que quieres ver. María es de verdad.

María se enamora y me llama, y  no me ha llamado mucho.Viene a vistarme a casa y me deja una nota que yo pego en la nevera y que releo cuando estoy en modo “mesientosolanadiemequiere”. María me ha hecho un sitio grande con las manos en su vida desde lejos, siempre para tenernos cerca la una a la otra.

María es el recuerdo de mil tardes en la mesa de la cocina con el cenicero lleno, de charlas encima de la cama en el piso de Avenida del Ferrol que duraban tanto como aquellas clases.

María es ternura.María es honesta.

María me llamó un día y me dijo ” Pi, me voy a pedir una excedencia y me voy a Nepal” y yo tuve que soltarme un par de botones de la camisa porque reventaba de orgullo.Y lo hablamos lo suficiente para no ponerla demasiado nerviosa  con mis castillos en el aire y vino a verme antes de irse y hablamos de lo de siempre y de todo lo “nuevo” .

María me manda mensajes desde India y sé que algo le ronda la cabeza, quedamos para un Skype.

María está a punto de volver a casa, a la vida que dejó aquí y que tendrá que averiguar si quiere que sea como antes o si puede serlo. Maria lo hará muy bien porque no se ha ido escapando de nada.Se ha ido para añadir imágenes al “carrete” de su Minolta.Todas las imágenes que ha compartido con nosotros aquí, pincha! .

A María la he conocido siendo una niña de 17 y ya es una mujer de 29 años estrenados en Nepal, pero siempre será “mi María, la niña”.

No sé cual es su grupo favorito, ni siquiera sé la música que escucha más a menudo pero María suena a :

Y aunque tampoco sé cuales son los libros que lee, sabría qué libro regalarle sin dudar demasiado. María y yo nos preocupamos más de compartir nuestras vidas que nuestros gustos, por eso nos gustamos tanto como nos conocemos.

María me agarra a lo que debería de ser la VIDA (así con mayúsculas)  y me ayuda a seguir creyendo.María y yo, acunamos nubes juntas y cuando una está a punto de rendirse siempre suena un teléfono para que la otra se agarre fuerte.

María apareció en mi vida un  septiembre, para ser mi primera alumna y se ha quedado en mi vida para ser mi Amiga y yo no he encontrado otra manera mejor que ésta para darle las gracias por quedarse.

BIENVENIDA A CASA, ATI!

Anuncios

Dime...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s