Caminando en círculos

Castillos de Arena

Cartel de la película Castillos de Arena en la que está basado este texto.

Eleonor no tiene carné. Ahora tampoco tiene padre. Ni carné, ni padre.  Su padre ha muerto poco después de que ella cumpla los treinta. Ahora tiene una casa que su padre le ha dejado en herencia y que tiene que vender. Es fotógrafa y la crisis no ha hecho una excepción con ella. Trabaja de autónoma para varias revistas, pero los encargos han dejado de tener la periodicidad de sus facturas. La casa ahora no es más que otra carga, otra carga económica y emocional que sumar a la lista interminable de cosas que arreglar. Un casa de dos plantas, con cobertizo y un jardín en otro tiempo precioso donde las camelias ahora se pudren con vistas al mar.

Eleonor llama a Samuel. Necesita vender la casa pronto y alguien que la lleve allí el fin de semana. Samuel fue su novio hasta hace dos años. Ella sabe que su relación no es lo fría que debería, pero asume el riesgo de pasar un fin de semana juntos, solos en la casa de su padre como tantas otras veces.

Samuel sale con Laura desde hace un año, pero acepta. Laura lo entiende, no se pone celosa. Es solo un fin de semana, se dice. Se conocieron en la universidad, los dos son profesores de historia allí. Laura siempre ha estado enamorada de Samuel y él lo sabe. Samuel está terminando su tesis sobre Geli Raubal, la sobrina de Hitler, y trabaja en cómo su muerte influyó en el Führer. Cree que él no sería el mismo si ella no se hubiese suicidado, quiere argumentar que eso fue lo que desencadenó a la bestia. Mantiene que si ella no hubiese muerto, la guerra hoy no aparecería en los libros de historia.

Laura y Samuel empezaron a quedar y luego él se enamoró de ella o al menos empezó a quererla. Aún no comparten piso pero Laura pasa la mayor parte de las noches en su casa. Laura está tranquila. Samuel la ha llamado cuando han llegado  y lo volverá a hacer antes de acostarse. No tiene de qué preocuparse. Él está haciendo lo que tiene que hacer, se dice.

El trayecto en coche no ha sido ni siquiera ameno, demasiados silencios incómodos. Tampoco la cena resulta agradable. Él le cuenta que los historiadores no creen en el poder del amor, por eso pocos se ha preocupado de la historia de Geli. Eleonor no entiende por qué le preocupa tanto la historia de Hitler y su sobrina, pero le gusta escucharle. Él siempre hábil con las palabras, ella con las imágenes. Éramos la pareja ideal. No debimos separarnos nunca, piensa.

Cenan y hablan distendidos hasta que el ruido del calentador o lo mucho que ella bebe, sirven de excusa para verbalizar todo lo callado en estos años. Samuel no le ha perdonado que se acostase con aquel cantante. La falta de lealtad, la ligereza con la que se lo contó. Ella no cree que él la quisiese tanto como decía. No se olvida del día que se quedó embarazada y él le dijo que no estaba preparado para tener un hijo. No cree que alguien que no quiere tener un hijo después de años de relación, pueda dolerle tanto un acto tan puramente físico como follar con otro que no sea él.

Samuel se va a dormir al cobertizo, antes de volver a insultarla como aquel día. No soporta discutir con ella. No la soporta. Por qué no le he dicho que no cuando me llamó para que la trajese. Por qué no me voy, por qué nada parece aún roto, se pregunta sin contestarse.

Piensa en lo fácil que sería dejar de querer, sin más. Que el otro se convierta en un extraño, como antes de ser dos. Piensa en aquel día que su padre le dijo que el trabajo manual, el de un carpintero como él, ayudaba a dormir bien y que sería estupendo que fuese historiador, pero que debería acostumbrarse a dormir mal. Piensa en lo bien que duerme al lado de Laura y que una persona debería casarse con alguien con quien duerma bien. Pero sabe que no es historiador, su profesión es ser paciente. Tener paciencia es su profesión. Lleva toda su vida esperando a Eleonor.

Anuncios

Dime...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s