Haz lo que crees

 8c7ce1b521351becbdfb5cc6c2bf7fa4

“Si no entiendo, si vuelvo sin entender

habré sabido qué cosa es no entender”

Alejandra Pizarnik

Si alguien me preguntase cuál ha sido el peor error que he cometido en mi vida,  creo que diría: haberme quedado demasiado tiempo. Esperar. Esperar en sí mismo, no tiene nada de malo. Las cosas no suelen ser buenas o malas hasta que no tienen consecuencias.

Ayer, cenando con un amigo hablábamos de eso; de errores, dudas y aciertos. De lo difícil que es tomar algunas decisiones, de lo mucho que las postergamos esperando el momento preciso y de lo poco conscientes que somos de todas esas otras elecciones que hacemos cada día, menos conscientes, pero no por eso menos importantes.

En un momento de la conversación me dijo : «Yo miro atrás y no cambiaría nada» . Pensé en todas las decisiones que uno toma a lo largo de una vida:  aquel corte de pelo infernal, ese tatuaje que parecía tan buena idea, los días de aquella cama que ya no era la tuya. El momento en el que decidiste matricularte en aquella carrera o cuando decidiste no hacerlo. El día que le hiciste daño a alguien sin querer, esa otra vez que lo hiciste queriendo. La vez que no supiste qué decir, la otra que dijiste demasiado. Haber sido más valiente, eliminar aquel día para saber en qué otro lugar estaría hoy. Cómo no voy a querer cambiar nada si habré tomado decenas -siendo optimista- de decisiones equivocadas. Cómo no voy a dudar, a pesar de que no pueda hacer nada. Cambiaría cosas, haría cosas que no he hecho.

Todo lo que ha pasado me traído hasta aquí», sonrió y bebió del botellín.

-Ya, vale. Ahora estás aquí y estás encantado. Pero bueno, quizás podías haber llegado hasta aquí por otro camino mejor, uno menos espinoso.

-Si te refieres a sufrir mejor, entonces sí- dijo.

Sufrir mejor. Uno no puede evitar sufrir, como tampoco puede evitar equivocarse. Lo único que puede asumir es el fracaso como algo que está ahí, igual que el sufrimiento o la pena. Vivimos en una sociedad que rechaza el fracaso, el dolor, que se empeña en esconderlo.  Aceptar los errores no es de guapos, dudar y creer que estaríamos en un lugar mejor si hubiésemos hecho esto o lo otro, tampoco.

Vivimos rodeados de haz esto y  mañana, tendrás o serás o estarás. Valoramos siempre con lo que va a pasar después, creemos que esas decisiones no solo afectan al futuro más inmediato sino que también escriben en un futuro mucho más remoto, como si todo fuese a mantenerse en el tiempo, así como está ahora. Le damos un peso tan importante al éxito, a no equivocarnos, que nos olvidamos de lo más importante.

Nadie nos ha avisado que hay decisiones que solo te llevan a equivocarte, que a veces uno no tiene opción de acertar, y que no importa, porque como dice Trueba, en  Tierra de campos: a veces, solo lo que puede salir mal merece la pena intentarse.

En la vida no suena música para anticipar ese algo horrible o estupendo. Entrar a la escena a ciegas es la única opción. Todo tiene consecuencias, lo que no haces también. Hay un montón de vida fuera de la certeza, lejos de esas cosas a las que podemos nombrar, lejos de la seguridad de acertar.

Nos aseguraron que si hacíamos esto o lo otro, conseguiríamos aquello. Nos han educado para seguir la estela de un trofeo. Nos convencieron de que el amor era aquello para lo que teníamos que hacer esto y lo otro. Un día nos dimos cuenta de que no era verdad. Igual que ese frigorífico del relato de Carver, un día llegas a casa y el suelo de la cocina está lleno de agua que brota del congelador. La nevera no tiene luz. Está enchufada sí, pero a oscuras. Algunas cosas se estropean sin más. No hay decisiones que puedan salvarlas.

Se olvidaron de decirnos que lo importante es creer en algo, en alguien, y hacer siempre eso en lo que crees. No traicionarse. Equivocarse mucho y a veces acertar. Así, como si  fuese por error.

 

Anuncios

Un comentario en “Haz lo que crees

  1. Preciosa la forma y maravilloso el fondo.
    Todo es cierto, y sin embargo, aunque vamos conociendo las reglas de este juego, nos resistimos a aceptarlas una y otra vez…
    un besiño artista!

    Me gusta

Dime...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s