Aprender a follar

 

Libros

“Hay algunos libros, pocos, que son como los seres humanos, inacabables. No nos aburrimos de las personas porque en realidad nunca las conocemos del todo, nos dejan de gustar, que es mucho peor”- Milena Busquets

Hace años lo hacía del tirón,  no me permitía siquiera un mimadriña esto es infumable. Nunca lo hacía en la cama, me parecía un acto de respeto hacia el autor. Por aquel entonces solo iba a la cama, a dormir o a follar. Para leer elegía un viaje en tren, una playa o un banco.  Aún me encanta hacerlo en los trenes, prefiero los trenes a los parques, pero cada vez me gusta más la cama. Sigue leyendo

Anuncios

Nos queda todo

Nos queda todo

Nos queda todo

Él la busca en la cama y le susurra: « Qué sorte tiven o atoparte, morena». A ella se le descuelga esa mirada tierna que últimamente le cubre los ojos, y lo besa en la boca despacio. No le dice, yo también. Quizás a ella se le hace más difícil recordar sin que le duela. Ha sufrido como solo sabe hacerlo ella. No por ser mujer, ni siquiera por ser quien es. Sufrió porque nunca supo que podía vivir de otro modo. Por su capacidad infinita para que lo que tiene que doler, la torture hasta el extremo. Sigue leyendo

Lo difícil no es follar, lo difícil es enamorarse

Lo dificil de enamorarse.

Hubo un tiempo en que nos enamorábamos doblando esquinas. Nos colgábamos de cualquier frase, del tipo que te miraba con cara de pillo en el primer bar de copas donde las luces se iban a negro o del que te agarraba de la mano pasadas las tres de la mañana para inmolaros juntos en un rincón oscuro, de la chica con el vestido rojo que apartaba la mirada tímida o de la que reventaba las tarimas cuando sonaba la canción del verano.

Estrenábamos milenio. Éramos jóvenes y ricos, sin más pasta que la que aliñábamos con atún en los pisos más soviéticos de cualquier capital estudiantil. No teníamos más intención que vivir de sábado en sábado y rezar a las noches de verano peregrinando de terraza en terraza hasta que el sol empezaba a calentarnos la espalda. Sigue leyendo

Una historia a 1.991 km airline.

Incendiosdeaurora
“Sucede también que sin saber cómo ni cuándo algo te eriza la piel y te rescata del naufragio”-  Ismael Serrano.

Es domingo. No importa si son las siete o las ocho, a Sonia le da igual. El domingo se le ha perdido entre los pliegues del sofá, sin más compañía que una botella de mencía. Últimamente los domingos se repiten como el día de la marmota, uno sí uno no. La vida le ha cerrado una puerta en los dientes y el golpe ha sonado a “necesito otra cosa”. Sigue leyendo

Una historia de amor moderno.

AmigasDomingo tarde-noche, mi amiga M me llama nerviosa: “Tía, creo que Fulanito ya se está tirando a otra“.

Situémonos, ¿quién es Fulanito?.

Fulanito es un chiquín muy majo que era, hasta hace diez días, el nuevo más mejor amigo con derecho a roce de mi amiga M.

Esto empezó con el típico chica conoce a chico, los chiquines se gustan más que comer con las manos, se cuentan sus vidas, las luces y las sombras y poco a poco se caen los telones con el fin ( es así, no se engañen) de acabar midiendo fuerzas en la horizontal. Ella, que sigue siendo un poco ingenua, lo descubrirá más tarde. Él tiene los ojos inyectados en salmorejo desde el minuto uno. Sigue leyendo

¿Tú gritas al hacer el amor?

Stanley Kubrik

Foto de Stanley Kubrick (1946)

“El alma libre es rara, pero la identificas cuando la ves: básicamente porque te sientes a gusto, muy a gusto, cuando estás con ellas o cerca de ellas.”-  La máquina de follar, de Charles Bukowski.

Sin meterme en intensidades, cada uno tiene su volumen corporal, puede que la humanidad se divida en dos grandes grupos: los que gritan al hacer el amor y los que no. Sigue leyendo

Que lo único que tenga frío sean los pies.

Love is this

Que nunca me regale flores pero que sea capaz de cruzar una y mil primaveras para dormir conmigo.

Que no me abra las puertas , ni siquiera las del cielo, pero que me abra las piernas y lo haga cada noche. Sigue leyendo